Todo parecía algo habitual, una visita más, una rutinaria expedición a uno de los muchos paises donde nuestros productos están presentes IRÁN; una región en la que contrariamente a lo que pueda parecer, el cuidado de la vista es importante, sobre todo debido al clima tan extremo que sufren durante todo el año, altísmas temperatura en verano, y frio seco en invierno, condiciones estas que provocan irremediablemente, sequedad ocular, entre otras afecciones.

La rutina se convirtió en sorpresa, cuando despues del training de AVIZOR a los profesionales de la visión del país, apareció una enorme tarta con el nombre de la empresa, en representación de la confianza depositada entre ambas partes, y durante tantos años, hecho muy apreciable y celebrable por estas latitudes.

Tarta de Avizor en Irán.

Y cuando todo parecía inmejorable, unas “bengalitas” en las tartas para hacer “la traca final”… sin duda, estos pequeños detalles hacen valorar el trabajo que haces durante tiempo, y la confianza depositada en tus clientes es respaldada con actos como estos. Por las imagenes que se muestran, con la gente afanada por conseguir un pedacito de “tarta Avizor”, y por testimonios de primera mano, se puede decir que tanto el training como la tarta, fue todo un éxito.

Opticos del training a por la tarta.