La Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), es una enfermedad degenerativa que afecta a la parte central de la retina llamada mácula. Es la primera causa de ceguera en el mundo desarrollado. Actualmente en Europa afecta a millones de personas, la mayoría, mayores de cincuenta años; y se espera un incremento exponencial debido al aumento de la esperanza de vida, a la mayor exposición a la luz visible y a la pérdida de la protección natural de la capa de ozono.

Existen dos tipos de degeneración macular: húmeda y seca. La forma seca es la más frecuente y representa el 90% de todos los casos.

A pesar de continuas investigaciones médicas, aún no se cuenta con un tratamiento eficaz para curar la degeneración macular seca, y tan sólo es posible frenar o retrasar su evolución para evitar la pérdida total de la visión. Una de las vías conocidas para frenar el desarrollo de la enfermedad es la ingesta de complementos alimenticios que contengan dosis altas de antioxidantes (carotenoides) capaces de proteger la retina. continua leyendo…